Slogans de cambio

junio 17, 2011 at 3:32 pm (Felicidad/Varios, Vida) (, , , , , )

———————————————————————————–
[Un grito a los activistas que cambian el mundo cada día]

Photo by Lucilu

Por cada gota de sudor
plantaré un árbol de vida.
Pues no existe la caída
si de tanto haber luchado
se consigue lo buscado
y la meta se es cumplida.

Son de abiertos corazones
a quien más lo necesita.
Son personas que militan
la esperanza ya ganada.
Que consiguen de la nada
esas fuerzas eruditas.

No te niegues tú, valiente,
de ser parte de este cambio.
Si te rinde algún cansancio
habrá gente predispuesta,
apoyándote en la cuesta
y los golpes, evitando.

Zurda, diestra o ambidiestra,
toda mano es bienvenida.
Para todos hay cabida
si el deseo es solidario.
Es nuestro único salario
borrar caras afligidas.

Quienes digan que es mentira
-remitiéndose a mis versos-,
no son más que unos perversos
que no ven lo que sucede,
Con un poco que se esmeren
salvarían su universo.

¡Somos mar en un desierto
que a lo cálido despista!
¡Somos tierra sin conquista
adueñando libertad!
¡Somos lucha en sociedad!
¡Simple grupo extensionista!
———————————————————————————–
Pighini Ramiro
…las cosas se dan “por azar”
———————————————————————————–


Anuncios

Permalink Dejar un comentario

Libertad

agosto 1, 2010 at 9:16 pm (Felicidad/Varios, Vida) (, , , , )

[Ser libre hace que lo prohibido se vuelva un reto, y que lo permitido sea un desafío]

—————————————————————
Cuantas veces he buscado
la verdad en la mentira.
Cuantas veces he planeado
realidad…
Cuanto tiempo he implementado
bajo las noches sombrías,
rellenando lo olvidado
con piedad…

Sea de noche o sea de día
este mundo me ha dejado
los recuerdos que pedían
continuar…
Sin embargo la osadía
vuelve hombres en soldados
que se inspiran con la fría
soledad…

El silencio no es avaro
ni es signo de cobardía.
Útil es si se ha logrado
administrar…
Pero desconsiderados
lo aprovechan en la vida
como arma que se ha dado
a lastimar…

Se cortaron las promesas.
Digo “Basta!” en mi cabeza.
No acongojo a la proeza
de triunfar…
Dejaré atrás la pereza
que acompañe a la bajeza.
Buscaré esa certeza:
libertad…

Pighini Ramiro
…las cosas se dan “por azar”

—————————————————————

Permalink 2 comentarios

Tiempo pasado, tiempo presente

abril 1, 2009 at 1:26 am (Vida) (, , , )

Tiré las cosas que molestaban.
Guardé tan solo lo necesario.
Miré fijo al espejo frente a mí.
Dí la vuelta para solo irme.
Tomé aquel abrigo que colgaba,
lo calé en mis hombros friolentos.
Abrí la puerta más gigante
que en mi vida alguna vez conocí.
Saludé vagamente a la gente.
Con un portazo de aquella sala
y con coraje enjaulado, salí.
Mi aliento sobraba el frío vapor
que a menudo he conseguido sentir.
Los pasos, cada vez más marcados,
retumbaban con un eco atroz.
Y las personas que caminaban,
no percataban su alrededor.
Morí de frío aquella noche,
caminando sin rumbo definido.
Reconocí que estaba abrumado.
Abrumado, o tal vez herido.
Horas y horas contó mi reloj.
No exisistió cansancio absoluto
ni mucho menos, algún tropiezo.
La noche no terminaba nunca.
El día duraba dos minutos
gracias a las incandescencias
que toda ciudad suele tener.
Me sentí solo, aunque personas
todo el tiempo veía caminar.
Y fue el vacío que sostenía
tal vez, lo que me hizo continuar.
Casualidad? o solo salvedad?
Lo que divisaba allá a lo lejos?
Fue una sorpresa que no esperaba
y que nunca creí de imaginar.
Pero luego de cargar el peso
de una procesión ausente de fin,
absolví que de aquella figura
algo me estaba percatando.
Sentada en el banco de esa plaza,
por más largo que haya sido el tiempo
y por más dolor que se soslaye,
tú siempre estuviste esperando.

caminando-en-la-noche

 

—————————————————————–

Pighini Ramiro

…las cosas se dan “por azar”

Permalink Dejar un comentario

Dos voces

agosto 5, 2008 at 5:26 pm (Vida) (, , , , , )

Dos voces
me murmullan al oido.
Me inquietan la nostalgia.
Me impiden concentrarme.
Solo dos voces
que se distinguen entre si.
Dos afluentes de un mismo rio
concluyentes en un solo mar.
Chocan con mis pensamientos
como el agua con la piedra.
Sementales voces.
Influyentes sentimientos
que incrustan en la corteza
de una cabeza confundida
sus agudos timbres.
Son dos voces.
Tan solo balbuceos que no entiendo
o no quiero hacerlo
porque se que fluiran.
Pero me equivoco de nuevo
y ellos lo saben.
Lo notan en mis ojos cansados
y continuan murmurando.
Sus palabras de animo
me ayudan a seguir buscando
mi pocision en el vivir
rodeado de mas voces
que aun no voy a entender.
Dos voces penetran mis oidos.
Una de ellas
es la de mi mente.
La otra…
es la de mi Dios.

———————————————————-

Pighini Ramiro

… las cosas se dan “por azar”

Permalink 1 comentario